6 Consejos para preparar tu cuerpo para el embarazo

Esta semana vamos a hablar en nuestro blog sobre cómo podemos preparar nuestro cuerpo para el embarazo.

Si estás pensando en quedarte embarazada seguramente te interese preparar tu cuerpo lo mejor posible para sobrellevar los importantes cambios físicos que se producen durante el embarazo.

Tanto si es tu primer bebé como si ya has tenido alguno, el embarazo ocasiona muchos cambios en tu cuerpo y debemos estar preparadas para ello.

 

6 Consejos para preparar tu cuerpo para el embarazo

 

1. Visita a tu médico de familia

Una visita a tu médico de Atención Primaria resulta fundamental. Allí revisarán tu historial clínico y comprobarán que todo esté correcto o si hay algo que se pueda mejorar.

Por ejemplo, si tienes alguna patología como hipertensión arterial o diabetes mellitus, es muy importante que estén controladas antes de quedarte embarazada.

Tu médico valorará si es necesario hacerte una analítica sanguínea, una citología o cualquier otra prueba para comprobar que todos los parámetros estén correctos. Además, revisarán tu cartilla de vacunas, te pesarán y te tomarán la tensión arterial.

2. Toma vitaminas, ácido fólico y hierro

Es aconsejable tomar un suplemento de vitaminas y minerales que incluya al menos 0.4 miligramos (400 microgramos) de ácido fólico al día antes de quedarse embarazada. Si ya has tomado la decisión de tener un bebé, empieza a tomarlo unos meses antes del embarazo.

La SEGO (Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología) recomiendo tomar suplementos al menos 3 meses antes de lograr el embarazo.

¿Por qué es importante? El tubo neural del bebé se forma entre la semanas 4 y la 10 de gestación. Muchas veces te das cuenta de que estás embarazada entre la semana 8 y la 10, que es cuando el tubo neural empieza a cerrarse. El ácido fólico reduce el riesgo de anomalías congénitas, especialmente problemas en la columna vertebral del bebé.

En España se producen unos 300 casos al año.

3. Visita a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico

Esto es muy importante, sobre todo si ya has tenido un parto. Si has tenido un parto vaginal, sea instrumentado o no (si ha sido instrumentado todavía con más motivo) tu suelo pélvico ya ha sufrido el esfuerzo de un parto. Hay que hacer todo lo posible para fortalecerlo y disminuir la posibilidad de una incontinencia en un futuro.

El fisioterapeuta valorará el estado de tu suelo pélvico y te recomendará ejercicios para hacer en casa.

Resulta beneficioso realizar los ejercicios de Kegel varias veces a la semana. Así tu suelo pélvico estará fortalecido y soportará mejor el peso del feto durante el embarazo.

4. Evita el alcohol, tabaco y drogas

Si queremos tener un bebé debemos suspender la ingesta de tabaco, alcohol y otras drogas.

Tanto el tabaco como el alcohol pueden disminuir la probabilidad de quedarse embarazada. Además, aumentan la probabilidad de tener un aborto espontáneo.

Las mujeres que fuman tienen un riesgo aumentado de que sus bebés nazcan con bajo peso y de tener partos prematuros.

Si no eres capaz de dejar de fumar por ti misma, ve a tu médico de familia. Hay muchos tratamientos que te pueden ayudar a dejar de fumar.

5. Realiza ejercicio de forma regular

No se trata de convertirse en una deportista de élite de la noche a la mañana, pero si te sobran unos kilos es el mejor momento para perderlos.

Es conveniente quedarse embarazada teniendo un IMC normal. Si ya tenemos sobrepeso u obesidad antes del embarazo, los kilos que se cogen posteriormente de forma fisiológica serán más difíciles de llevar. Te sentirás más cansada y será más difícil bajar de peso después.

Empieza por caminar de forma suave cada día y apúntate a alguna actividad que te guste, así te será más fácil hacer deporte.

Si odias cualquier tipo de deporte siempre puedes hacer un poco de ejercicio al día con algunos trucos: sube escaleras en vez de coger el ascensor, bájate del bus una parada o dos antes o da paseos a un paso algo más ligero de lo normal una hora al día.

Caminar y nadar son ejercicios que se recomiendan antes y durante el embarazo. Te aportarán fuerza y agilidad muscular.

6. Come de forma saludable

Este consejo y el anterior van cogidos de la mano. Si quieres quedarte embarazada, es conveniente preparar tu cuerpo y que esté lo mejor nutrido posible.

Hay que comer de todo de forma equilibrada. Si hace falta consulta con un nutricionista para que te haga una dieta pero creo que es cuestión de sentido común.

Evita la comida rápida y las bebidas azucaradas, así como el picoteo entre horas.

Es aconsejable tomar 5 comidas saludables al día.

 

Si te ha gustado este post tal vez te interese:

-Cómo mantenerse en forma durante el embarazo.

-Hemorroides en el embarazo y el postparto

Suscríbete a nuestro blog y recibirás una newsletter semanal con nuestros últimos artículos. También puedes seguir nuestras aventuras en redes sociales: Facebook e Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *