Costa Rica en 15 días: Días 7 y 8- Visita a Tortuguero

Esta semana vamos a hablar en nuestro blog sobre nuestra Ruta por Costa Rica en 15 días.

Los días 7 y 8 de nuestra Ruta por Costa Rica en 15 días los utilizamos para hacer una visita a Tortuguero y el Parque Nacional de Tortuguero. 

Hay diversas formas de llegar a Tortuguero. Desde la ciudad de San José hay multitud de excursiones para ir a pasar el día, pasar una noche o dos en función de vuestras preferencias. Si queréis ver el desove de las tortugas tenéis que pasar al menos una noche.

Estas compañías turísticas se encargan del trayecto y podéis contratar las excursiones también: visita al Parque Nacional en canoa, rutas nocturnas para observar animales, tirolinas, excursiones para ver el desove de tortugas, etc.

Si vais en vuestro propio vehículo a Tortuguero, como fue nuestro caso, tenéis que poner en vuestro GPS ruta a Pavona y desde allí coger un barco hasta el pueblo de Tortuguero. La ruta desde el Parque Nacional hasta Tortuguero se hace larga, no os voy a mentir.

Como todos los viajes por carretera en Costa Rica, la media suele ser de 50 km cada hora. Aunque ponga que tardas 3 horas en el GPS, siempre tardas una hora o dos más de lo que pensabas.

Por lo tanto, os aconsejamos que salgáis siempre con tiempo de sobra porque desde Pavona los horarios de barco hasta Tortuguero son limitados. Cuando nosotros fuimos el último salía a las 4 de la tarde.

Pavona no es otra cosa que un gran parking con un restaurante. Dejar el coche cuesta 10 dólares al día.

Nosotros comimos en el restaurante de allí y luego cogimos una barca hasta Tortuguero. El barco cuesta 10 dólares por persona y tarda unos 40 minutos en llegar a su destino. Os dejo una foto del que usamos nosotros:

Visita a Tortuguero

Tortuguero es un pueblo realmente pequeño y singular de menos de 2000 habitantes, de los cuales la mayoría vive del turismo.

El barco te deja en un embarcadero desde el que se accede a la calle principal y desde el que se cogen los barcos y las canoas para hacer las excursiones.

El pueblo de Tortuguero tiene una calle principal asfaltada de algo más de un kilómetro, a lo largo de la cual hay bares, una discoteca y tiendas de artesanías y souvenirs. Es la más bonita para pasear.

Nosotros aprovechamos la tarde cuando llegamos para comprar algunos recuerdos para la familia.

Una característica del pueblo es que no tiene coches. Únicamente utilizan como medio de transporte los botes y las bicicletas.

Si te sales de la calle principal, las calles son de tierra y las viviendas están en muy mal estado, construidas con mezclas de ladrillos, maderas y chapas. Puedes ver a los niños andando descalzos por el suelo y te da la impresión de estar en un sitio tercermundista.

Lo que es el pueblo no nos gustó nada. Además, el alojamiento en el que estuvimos fue el peor con diferencia de todo nuestro viaje a Costa Rica.

La localización del pueblo es lo que lo hace especial, su entorno. Tortuguero tiene el mar a un lado y el río al otro.

No está permitido el baño en el mar porque las corrientes son peligrosas y es muy fácil ahogarse. Tampoco puedes bañarte en el río porque hay cocodrilos y las corrientes también son fuertes.

El atractivo de la playa es hacer la excursión nocturna para ver el desove de las tortugas.

Nosotros fuimos en mayo, que no es época de tortugas, por lo que no la hicimos. La mejor época es de julio a octubre, aunque se puede ver en otras épocas.

Por la noche estuvo diluviando sin parar y pensamos que tal vez no podríamos realizar la excursión por el Parque Nacional de Tortuguero en canoa al día siguiente. Pasamos una noche horrible porque el techo del hostal era de uralita y hacía un ruido espantoso. No descansamos nada.

Parque Nacional de Tortuguero

La entrada al Parque Nacional de Tortuguero cuesta 15 dólares por persona/día.

Habíamos quedado con nuestro guía a las seis y media de la mañana y paró de llover unos minutos antes, así que al final tuvimos suerte. Los guías recomiendan hacer la excursión temprano porque hay más posibilidades de ver animales.

Cogimos una canoa en el embarcadero con un guía local que remó todo el trayecto y compartimos la canoa con una pareja de holandeses. La excursión cuesta 20 dólares por persona.

El Parque Nacional de Tortuguero está compuesto por selva frondosa separada por canales, algunos estrechos y otros muy anchos, y es diferente del resto de parques de Costa Rica por visitarse en barca.

El guía te va explicando a lo largo de las dos horas y media de recorrido la historia del parque, del pueblo, sus costumbres y la vegetación y la fauna típica del lugar. Nosotros estuvimos 3 horas al final porque el guía no tenía ninguna prisa, y nosotros desde luego tampoco.

Se va parando en diferentes lugares para ver aves, insectos, monos o caimanes y te deja los prismáticos para verlos con mayor detenimiento.

La excursión nos gustó mucho y es el mejor recuerdo que me llevo de Tortuguero.

Cuando terminamos la excursión era temprano y estábamos muertos de hambre. Teníamos todo el día por delante.

Nos fuimos a desayunar un casado a un restaurante con vistas al río y luego volvimos al Parque Nacional de Tortuguero.

El Parque tiene un trayecto para hacer a pie.  Es una senda de 1.5 km más o menos de largo y luego vuelves por el mismo camino, no es circular.

Tenéis que llevaros calzado adecuado porque con lo que llueve allí siempre está todo embarrado, así que no vayáis en chanclas. Francis quería volverse en los primeros 200 metros porque parecía que íbamos a ser engullidos por el barro pero me empeñé en continuar y al final seguimos.

Por el sendero vimos un montón de monos jugando y saltando entre los árboles, así que si tenéis tiempo creo que merece la pena dar un paseo a pie por el Parque.

Recomiendan encarecidamente no salirse de la senda. Os recuerdo que, además de serpientes venenosas, en Costa Rica hay jaguares y Tortuguero es uno de los sitios donde os los podéis encontrar.

Suelen cazar por la noche y el guía nos comentó que dos semanas antes habían atacado a un par de perros y nos enseñó una marca de sus garras en un árbol a la entrada del Parque. Yo me quedé bastante impresionada. ¡Jaguares allí en pleno pueblo! Pero claro, es que Tortuguero está perdido en medio de la selva. Es una pasada.

A Francis no le gustó nada el viaje a Tortuguero y si hubiese sido por él no habríamos ido.

Yo, si tuviese que elegir sabiendo lo que sé hoy habría ido si fuese la temporada de tortugas. Si vais fuera de temporada, creo que no compensa lo lejos que está y el dinero que tienes que invertir entre barcos, dejar el coche y las excursiones.

Si tienes alguna pregunta déjala en los comentarios y te la responderemos lo antes posible. Nosotros usamos esta guía para ir planeando nuestro viaje. 

Puedes adquirirla en Amazon en este enlace:   Guía Lonely Planet Costa Rica

Si te ha gustado este post sobre nuestra ruta de Costa Rica en 15 días tal vez quieras leer:

-Costa Rica en 15 días: día 1- San José

-Costa Rica en 15 días: Día 2: Volcán Poás-Fortuna-Parque Nacional Arenal

-Costa Rica en 15 días: Día 3- Parque Nacional Volcán Tenorio

-Costa Rica en 15 días: Día 4- Parque Nacional Monteverde

-Costa Rica en 15 días: Día 5- Costa del Pacífico, Playa Espadilla

-Costa Rica en 15 días: Día 6- Parque Nacional Manuel Antonio

¡Suscríbete a nuestro blog y recibirás una newsletter semanal con nuestras novedades! También puedes seguir nuestras aventuras en redes sociales: Facebook e Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *