Criar en tribu: Cómo vivir la maternidad en tribu en una sociedad individualista

Esta semana vamos a escribir por encargo sobre un tema que me encanta: criar en tribu.

Es un tema del que me han pedido hablar las mamis de mi tribu de la Vila Joiosa. Las conocí en el Taller de Lactancia y en la Asociación Criarte y desde entonces ha sido un no parar. En este caso post hablaremos sobre criar en tribu en general y la fiesta de Halloween en particular.

Como todos sabéis, vivimos en una sociedad individualista y competitiva. El concepto de familia y la crianza ha ido evolucionando en las últimas décadas, sobre todo con la incorporación de las mujeres al mundo laboral y universitario.

Ahora, los millennials tenemos una lucha en nuestras mentes y nuestros corazones de la familia que queremos formar y cómo hacerlo sin renunciar al éxito laboral. En nuestro país, la conciliación es un mito. Las mujeres tenemos que decidir, en la mayoría de ocasiones, entre ascender en nuestra carrera profesional o formar una familia.

En mi caso, estudia seis años en la Universidad hasta licenciarte en Medicina, un año para prepararte el MIR y 5 años de Especialidad hasta ser cirujana. Luego, espera a tener un puesto fijo para poder ser madre y tener los mismos derechos que el resto de tus compañeros ¿Y ser madre `pa cuándo´? Si quiero tener hijos ¿me tengo que esperar a los 35 para empezar a intentarlo?

Vivimos en la era de información, donde podemos buscar cualquier tema en internet, libros, etc. Y, sin embargo, nunca nos hemos sentido más desinformadas e inseguras a la hora de ser madres. Leemos un libro sobre puericultura y el siguiente encontramos un enfoque totalmente distinto. ¿Cómo pueden haber enfoques tan opuestos? Nos surgen todo tipo de dudas e inseguridades y, una vez que hemos dado a luz, nos sentimos muy solas.

Los papis se incorporan a las pocas semanas al trabajo y nosotras nos quedamos solas en casa con un bebé recién nacido. Ahí es donde entra en juego la importancia de la tribu.

¿Qué es un tribu?

Para mí, mi tribu es ese grupo de mamis a las que siempre puedo llamar para organizar cualquier plan y sentirme arropada por su compañía.

Sólo una mamá puede entender a otra mamá. Nuestros amigos, incluso nuestras familiares que han sido madres, a veces no pueden entendernos debido al abismo generacional. Por mucho que tu madre y tu abuela te den consejos bienintencionados, algunas cosas que se hacían hace 30 años no estaban bien hechas o tú no sientes que tengas que hacerlas igual ahora.

¿Cómo se cría en tribu? 

Basta con abrir tu mente y conocer a nuevas personas con las que tendrás algo en común: la familia. Ya sea conocerlas en talleres de lactancia, actividades para bebés, una asociación de crianza o en el parque de tu barrio. Donde sea. No digo que sea una tarea sencilla, sobre todo si eres la primera de tu grupo de amigas que tiene un bebé; como es mi caso.

En ocasiones hay que hacer el esfuerzo de quedar con cierta regularidad, aunque a veces tengas que dejar la casa hecha un desastre. Aunque tengas que coger el coche con tu bebé y desplazarte. Merece la pena. Puedes poner la lavadora luego, o mañana. Criar en tribu te aporta multitud de beneficios a todos los niveles.

5 Beneficios de la crianza en tribu

1-Fortalece el mantenimiento de la lactancia materna

A veces la lactancia se nos hace cuesta arriba. Los bebés tienen crisis de lactancia, cólicos, o se despiertan 10 veces en una noche y sólo queremos decir: papi, dale un biberón que quiero dormir.

Poder hablar con otras mamis sobre el tema nos hace sentir mejor. Cada una te va a dar su opinión y a contar su experiencia. Verás que hay alguna que lo pasa peor que tú y entre todas os daréis fuerza.

2-Fortalece tu estado anímico y ayuda a evitar la depresión

Por mucho que seamos y queramos ser unas súper mamis, ser madre trabajadora es duro. Sacar tiempo para ti o simplemente descansar puede llegar a ser una misión imposible.

Quedar con tu tribu y estar todos juntos en algún lugar supone un momento de relax y sosiego, un momento de calma. Siempre habrá una mami/papi que coja a tu bebé en brazos y juegue con él permitiéndote tomar un café y relajarte unos minutos. El descanso es necesario para mantenernos sanas y cuerdas.

Hacer actividades con otras familias también fortalece el vínculo con la tuya propia porque te anima a salir y a hacer cosas juntos.

3- Abre tu mente

Hay cosas que nunca te habías planteado hacer antes de ser madre o tener una familia. Cuando lo eres y crías en tribu descubres que cada familia es un mundo, que hay tantas maneras de educar como padres en el mundo y que todos queremos hacerlo lo mejor posible.

Descubres facetas de ti que ni siquiera sabías que existías, te vuelves más solidaria y participativa. En mi caso, bailando porteando a Máximo y participando en el programa de Got Talent, algo que no se me habría pasado por la cabeza ni loca si no las hubiese conocido.

4-Descubres nuevos lugares 

Desde que empezamos a juntarnos no hemos parado quietos: viaje a Madrid, a Barcelona, ferias ecológicas en pueblos (ecoAltea, la Villa Bella), cumpleaños, babyshower, conciertos…

Descubres la diferencia que hay cuando viajas con niños y no te sientes un bicho raro porque sabes que te entienden si tienes que parar para amamantar a tu hijo, buscar un cambiador o cualquier cosa relacionada con un bebé.

5-Te aporta felicidad y cambia tu concepto de maternidad

Para mí éste es sin duda el más importante. Yo no sería tan feliz si no tuviese a mi tribu y recomiendo a todas las mamis del mundo que busquen la suya o la formen. Ninguna mujer debería de criar sola porque la experiencia de criar en tribu hace que la maternidad sea mucho más enriquecedora.

Esta semana hemos celebrado las babyshower de dos amigas y la fiesta de Halloween en la Asociación Criarte y pasamos un rato muy divertido en familia. Los niños jugaron en el parque que tenemos allí, hicieron galletas con forma de araña con galletas príncipe y Mikados, merendamos, repartimos regalos para las mamis embarazadas y nos disfrazamos. En resumen, pasamos una tarde genial.

Si te ha gustado este post tal vez te interese:

Embarazo durante el MIR: ventajas y desventajas de ser madre durante la residencia

Manual de supervivencia de una mamá MIR (Médica Interna Residente)

¡Si te ha gustado este post suscríbete a nuestro blog! Recibirás una newsletter semanal con nuestras novedades. También puedes seguirnos en redes sociales: Facebook e Instagram. 

2 comentarios sobre “Criar en tribu: Cómo vivir la maternidad en tribu en una sociedad individualista

  • el 05/11/2018 a las 10:35
    Permalink

    Se que te sentiste aliviada cuando te dije que África se despertaba unas 6 o 7 veces en la noche para pedir teta, y que no quiere dormir en su cuna! Y te quejabas tu de Máximo… Pobrecito! Jajaja!!!

    Respuesta
    • el 05/11/2018 a las 18:21
      Permalink

      Jajaja, tienes toda la razón, lo reconozco. No puedo quejarme de que Máximo se despierte una o dos veces por la noche cuando tú tienes el pobre hombro dislocado con la pequeña África 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *