¡Cumplemes de Máximo!

¡Hoy es el cumple mes de nuestro pequeño Máximo! Y, por ello, he querido publicar un post especial haciendo una recapitulación de lo que ha supuesto para mí este primer mes como madre primeriza.

No sabría decir si el tiempo ha pasado rápido o lento, la verdad. Ha habido días muy buenos, días malos y otros regulares. El caso es que hemos sobrevivido al primes mes de Máximo ¡y aquí seguimos!

A nivel emocional la experiencia ha sido como una montaña rusa. Cuando tienes un hijo se mezclan multitud de sensaciones distintas, y en muchas ocasiones opuestas. A veces te sientes la mujer más feliz del mundo y sabes que podrías pasarte horas sin fin mirando sus mofletes redondos. Quieres tener siempre el móvil o la cámara a mano para inmortalizar esa sonrisa que ha durado un segundo, o esta o aquella mueca.

Lo miras una y otra vez y te preguntas: ¿de verdad esta cosita tan preciosa la hecho yo? Otras veces, estás tan exhausta que se te saltan las lágrimas y únicamente quieres salir corriendo. Lo escuchas llorar y no sabes lo que le pasa. ¿Estará enfermo? ¿Serán gases? ¿Si no deja de llorar qué hago, lo llevo a urgencias? Te sobrepasan las emociones y no eres capaz de digerirlas.

A nivel físico es como estar de guardia las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Con la diferencia de que nunca hay un saliente de guardia en el que puedas dormir y aislarte del mundo. Tienes que, por un lado, recuperarte físicamente del parto, de los puntos, acostumbrarte a la lactancia materna; y, por otro, atender a tu bebé durante todo el día. Es evidente que papi Francis ha ayudado para esa recuperación, pero la lactancia no nos la quita nadie (para quién la escoja, como es mi caso). No paro de repetirme los beneficios de la lactancia materna para no desanimarme. Recomiendo a todo el mundo leer algún libro sobre el tema o ir a algún grupo de apoyo. A mí me ayuda en los momentos de flaqueza.

En cuanto a la vida social, puede ser un poco estresante. Al vivir en otra ciudad hay que organizar las visitas de familiares y amigos. Hay semanas en las que cada día tenemos un plan y yo solo desearía dormir la siesta. Otras son más solitarias y desearía ver a más gente porque las paredes de la casa me comen.

A la hora de salir a la calle, poco a poco nos hemos ido atreviendo a salir a más sitios a comer, tomar café, ir de compras. ¡Incluso tuvimos nuestra tarde de celebración en el cumpleaños de Francis con tarta y tarde de juegos! Es una adaptación continua de Máximo al mundo y de nosotros a él.

Una amiga me preguntó si merecía la pena. Sólo cuando has tenido un hijo puedes decirlo abiertamente y sin ninguna duda: merece la pena 100%. Es una experiencia única y maravillosa. La repetiría sin ninguna duda. No hay un amor que se parezca al que sienten los padres por los hijos. Ahora entiendo a mis padres.

¡Si te ha gustado nuestro artículo sobre el cumplemes de Máximo suscríbete a nuestro blog y síguenos en redes sociales! Recibirás las novedades con nuestros artículos semanales.

4 comentarios sobre “¡Cumplemes de Máximo!

  • el 22/04/2018 a las 09:44
    Permalink

    Me encanta Rocío! Tienes toda la razón …el amor de los padres hacia los hijos es único.Yo he tenido tres y sin duda alguna es lo mejor wue me ha pasado en esta vida.
    Enhorabuena por esta maravillosa experiencia y por lo bien que lo estais haciendo!😘😘😘

    Respuesta
    • el 22/04/2018 a las 18:25
      Permalink

      Gracias por tu apoyo, Juani. Se hace lo que se puede 🙂

  • el 26/04/2018 a las 12:52
    Permalink

    La experiencia de ser madre, solo se puede entender cuando se vive. Esa conexión especial con otro ser que es parte de ti.
    Una maravilla. y el peque Máximo una joya…..
    Lo mejor de la vida….

    Respuesta
    • el 26/04/2018 a las 17:52
      Permalink

      Gracias marimar, desde luego que es una experiencia maravillosa 😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *