Embarazo durante el MIR: dudas frecuentes

Esta semana quiero hablaros de las dudas más frecuentes que solemos tener en el embarazo durante el MIR.

El primer post que escribí en el blog fue sobre el Embarazo durante el Mir: ventajas y desventajas de ser madre durante la residencia. Muchas me habéis escrito preguntándome dudas, y por eso me he decidido a escribir este post.

Como algunas ya sabréis si me seguís en redes sociales, estoy embarazada de 24 semanas. Y sí, puede que esté loca, pero voy a tener mi segundo bebé durante la residencia, de R5. El primero tiene ahora 18 meses y entre los se llevarán 23 meses cuando nazca Claudia en febrero.

Cuando estuve embarazada de Máximo tenía muchas dudas sobre el papeleo que tenía que rellenar, dónde presentarlo, qué podía y no podía solicitar durante la residencia:

¿Podía dejar de hacer guardias? ¿Me afectaba si cogía la baja durante el embarazo en el sueldo? ¿A qué semana me correspondía el permiso de la mutua por riesgo de embarazo? Y la verdad es que nadie supo contestarme y tuve que ir de un lado para otro dando vueltas hasta que me iba enterando de las cosas.

Embarazo durante el MIR: dudas frecuentes

¿Qué debo hacer cuando me quedo embarazada durante el MIR?

En primer lugar, respirar profundamente. La residencia es una época intensa y el embarazo también. Es importante encontrar el equilibrio entre el trabajo y disfrutar de esta experiencia que es única en la vida.

En segundo lugar, pregunta en personal de tu hospital cómo debes solicitar cita en Riesgos Laborales.

En el caso de Alicante, lo gestiona Riesgos Laborales de la ciudad de Alcoy y van a los diferentes hospitales a pasar consulta. En mi hospital en concreto, pasan consulta dos veces al mes.

Yo llamé en julio y me dijeron que lo tenían todo lleno, en agosto se cogían vacaciones y no pasaban consulta. La cita pasaba ya a septiembre, y los dos días que veían estaba de viaje por mis vacaciones. Por lo que me tocó ir a Alcoy (a 100 km) para que me hicieran el informa de Riesgos Laborales. Tardaron 2 semanas en hacer el informe. Es por esto que es mejor gestionarlo todo con mucho tiempo, porque las cosas de palacio van despacio, como se suele decir.

Una vez tengas el informe de riesgos laborales infórmate en tu hospital (pregunta en personal) de qué mutua te corresponde. Ponte en contacto con ellos y te enviarán la documentación que tienes que entregarles.

En mi mutua había que presentar:

-Solicitud de certificación médica sobre riesgo de embarazo. MOD. F1 (a rellenar por la trabajadora)

-Declaración empresarial. MOD F2 (a cumplimentar y sellar por la empresa). Este papel lo tienen que emitir en tu hospital. En mi hospital se encarga nóminas y está firmado por la gerente.

-Informe médico. MOD F6 (cumplimentar y sellar por médico de familia de la seguridad social)

-Fotocopia del DNI

-Fotocopia de la Cartilla de Embarazo ( página 2 a 15)

-Fotocopia del Informe de Riesgos Laborales. 

¿Se puede dejar de hacer guardias durante el embarazo?

Sí, podemos solicitar dejar de guardias durante el embarazo o reducir las horas de la guardia. Tengo una compañera que hacía guardias de urgencias (médica de familia) hasta las 10 de la noche y luego se marchaba a casa. Claro que, al día siguiente tenía que venir a trabajar su jornada habitual.

Está demostrado y más que demostrado que realizar turnos de 24 o más horas es perjudicial durante el embarazo, así como la bipedestación prolongada que padecemos en las guardias. La falta de sueño, el estrés, etc. afectan de manera negativa al desarrollo del feto.

¿En qué nos afecta dejar de hacer guardias? Por un lado, en el salario durante el embarazo (se ve reducido a aproximadamente la mitad). Por otro, a mí en la mutua me pidieron la nómina de los últimos doce mes y me hicieron un baremo de lo que había cobrado al mes.

Cuando empecé a recibir la prestación por riesgo de embarazo de la mutua antes de dar a luz me ingresaron el dinero de ese baremo. Lógicamente, si en los primeros meses de embarazo no haces guardias, te pagarán menos hasta que des a luz.

Cada una debe valorar su situación económica y cómo se encuentra durante el embarazo. Lógicamente la salud es lo primero y si tienes un embarazo malo no vas a esperar a ver lo que te diga la mutua, te coges la baja por enfermedad y punto.

¿Cómo afecta la baja por enfermedad al sueldo?

Si solicitas la baja por enfermedad antes de que la mutua te conceda el permiso por riesgo de embarazo recibirás el salario base sin guardias.

Una amiga médico de familia le dio la baja a una paciente por cistitis y cuando fue a darle el alta y ella fue a solicitar el permiso a la mutua le dijeron que ya se quedaba con la baja por enfermedad hasta el parto.

Me pareció muy injusto, la verdad, porque puedes tener cualquier enfermedad no relacionada con el embarazo y luego recuperarte y seguir trabajando hasta que te den el permiso, pero la mutua siempre intenta cosas por el estilo.

¿En qué semana me corresponde el permiso de la mutua por riesgo de embarazo?

La mutua tiene una serie de guías y dependiendo de la especialidad médica conceden el permiso en una semana u otra. Tengo compañeras anestesistas o una compañera de Medicina Digestiva que se la concedieron a la semana 37.

Me parece una barbaridad, la verdad.

Para conceder el permiso la mutua tiene en cuenta sobre todo si te pueden reubicar o no de tu puesto de trabajo. En las especialidades quirúrgicas, como la mía (Cirugía General y del Aparato Digestivo), afecta sobre todo la bipedestación prolongada. Es importante que tu jefe ponga en el informe que NO TE PUEDEN REUBICAR.

Una compañera cirujana puso en el informe que sí la podían reubicar (pensando en que la podían poner más en consultas o pasando planta) y le dieron la baja mucho más tarde que a mí.

A mí me la concedieron a la semana 22.

Tengo que decir que una cosa es cuando te la concedan y otra cuando tú te la cojas. Te la pueden dar a la 22 pero si te apetece seguir trabajando puedes hacerlo y cogértela cuando te venga en gana.

Si te queda alguna duda déjala en comentarios y la añadiré al post en cuanto pueda.

Si te ha interesado este post tal vez quieras leer:

-Suplementos vitamínicos en el embarazo: recomendaciones y evidencias

-Embarazo y parto en sanidad pública vs privada

-6 consejos para preparar tu cuerpo para el embarazo

Suscríbete a nuestro blog y recibirás una newsletter semanal con nuestros últimos artículos. También puedes seguir nuestras aventuras en redes sociales: Facebook e Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *