Embarazo durante el MIR: ventajas y desventajas de ser madre durante la residencia

En este post voy a contaros la historia de porqué decidí ser madre, decidí ser feliz, durante el MIR.

Las cosas grandes empiezan siendo pequeñas. En este caso, la historia de mi embarazo comenzó como una idea. Reconozco que nunca he tenido el instinto maternal desarrollado ni me han gustado especialmente los niños ni los bebés. No soy como esas mujeres que tienen claro desde siempre que van a tener hijos en algún momento. Pensaba que quizás algún día se me activaría “el gen” de la maternidad, pero tampoco era algo que me preocupase. Mis ansias de viajar y la falta de pareja estable también me parecían obstáculos importantes para ello.

Me he criado en un ideal de familia perfecto y siempre he fantaseado más con la idea de “familia” más que con la de tener hijos en sí.

Hace unos meses algo en mi interior cambió. Empecé a ver bebés por la calle por todas partes y a pensar <<yo quiero uno>>. Era una idea recurrente que me sorprendía pero tampoco me parecía descabellada. Tenía un pequeño y bonito apartamento comprado en el segundo año de residencia, una pareja estable con la que vivía felizmente y estaba en el tercer año del MIR (aún me faltaban dos).

Comencé a pensar en los pros y los contras de tener un embarazo y ser madre durante el MIR de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Tras hablarlo durante varios meses con mi pareja decidimos que queríamos ser padres y a las pocas semanas estaba embarazada. Fue un visto y no visto.

Desventajas del embarazo durante el MIR:

-Primera: ROTATORIOS.  La pongo la primera, en mayúsculas y en negrita porque siempre me ha parecido el factor determinante a la hora de elegir NO quedarse embarazada durante el MIR. Cuando hablaba con otras residentes sobre la idea de la maternidad y de tener un hijo durante el MIR (sobre todo residentes que ya estaban casadas, tenían más de 32 años y querían ser madres) todas decían que no se decidirían nunca a quedarse embarazadas por este motivo. Si estás haciendo la residencia en un hospital comarcal (como es mi caso) tienes que hacer muchos rotatorios externos en otros hospitales, incluso en otras comunidades autónomas, y como comprenderéis, la conciliación resulta muy complicada.

-Segunda: Guardias. Sueles hacer más guardias que cuando eres adjunta, aunque esto depende de la especialidad y del hospital. En mi caso, los residentes solemos hacer más. Ello conlleva pasar mucho tiempo fuera de casa, lo que no es ideal para criar un bebé y la conciliación puede resultar difícil. Durante el embarazo yo estuve haciendo guardias hasta que cogí la baja por riesgo laboral, pero en mi hospital no me pusieron ningún problema y desde que comuniqué que estaba embarazada me dijeron que podía dejar de hacer guardias cuando quisiese.

-Tercera: Cursos, presentaciones, publicaciones, etc. Como residentes MIR tenemos la presión constante de hacer sesiones clínicas generales, para el propio servicio, cursos para tener buen currículum, publicar en revistas, etc. Lo que nos consume mucho tiempo y esfuerzo.

He oído infinidad de veces la máxima “Aprovecha el tiempo durante el MIR para formarte. Lo que no hagas durante estos años no lo podrás recuperar luego. El tiempo pasa volando”. No digo que no sea verdad, es cierto que es un periodo de formación, pero también hay que tener en cuenta que ya he pasado todo el periodo de formación del instituto más 6 años de universidad. Después vienen los 5 años de especialidad.

Si de verdad quiero ser madre y decido hacerlo durante la residencia, ¿es incompatible el trabajo de MIR con mis expectativas personales de formar una familia? No debería serlo. Y no tendrían que ponernos limitaciones ni malas caras en el trabajo por tomar esta decisión. En cualquier trabajo una mujer debería poder decidir ser madre cuando quisiera sin tener que pensar que eso va a repercutir negativamente en su vida laboral o su futuro en una empresa. Es algo que todas tenemos que reivindicar en esta sociedad.

-Cuarta: prolongar la residencia. Se puede tomar como una desventaja o como una ventaja. He conocido mamis residentes que han estado trabajando hasta el mismo día en que han dado a luz y que han renunciado a su permiso de maternidad para no tener que prolongar la residencia.

Es una decisión personal y yo respeto que cada cual haga lo que considere mejor para sí misma y sus hijos. Al prolongar la residencia ya no se acaba el MIR al mismo tiempo que el resto de compañeros, en mayo. Esto tiene sus pros y sus contras. Uno nunca sabe cuándo va a surgir una plaza en un sitio, cuando va a ver un contrato por baja de maternidad o cualquier otra oportunidad de trabajo al acabar. Como contras, al terminar en mayo es fácil encontrar contratos de verano en muchos hospitales. Te aseguran trabajo durante unos meses, pero también compites con el resto de residentes que han acabado al mismo tiempo que tú.

Ventajas del embarazo durante el MIR:

-Primera: Estabilidad laboral. Cuando acabas la residencia a veces es difícil encontrar un trabajo estable y la mayoría de mujeres no deciden quedarse embarazadas a menos que tengan una mínima seguridad laboral, lo cual es lógico. Pueden pasar meses o años hasta encontrar esa estabilidad. El MIR te garantiza tener un trabajo y un sueldo en los años que te quedan de residencia. Cierto que no es un sueldo como el de adjunto, pero es superior a la media de salarios españoles y permite tener un hijo sin pasar estrecheces económicas.

-Segunda: Prolongar la residencia. Ya he dicho antes que se puede tomar como una ventaja. En mi caso particular lo he vivido como nueve meses más de trabajo asegurado con todos los derechos laborales de una funcionaria (baja por riesgo de embarazo a partir de la semana 23, permiso de maternidad + vacaciones + lactancia).

-Tercera: Estabilidad domiciliaria. Cuando eres adjunta no sabes dónde vas a encontrar trabajo ni durante cuánto tiempo. Adjuntas con las que he trabajado han hecho la residencia en un lugar y posteriormente se han tenido que mudar varias veces hasta encontrar un trabajo estable. Las mudanzas cuando tienes una familia son mucho más engorrosas. Al tener un embarazo durante el MIR sabes que vas a vivir “X” años en un mismo lugar hasta que acabes la residencia. Para mí es algo positivo a valorar.

Como conclusión, a todas las mamis que quieren quedarse embarazadas durante la residencia las animo a que lo hagan. Es un proceso duro que para mí no ha hecho más que empezar pero que me llena de ilusión y alegría.

¿Se os ocurren más ventajas o desventajas sobre este tema?

En siguientes post podréis leer mis aventuras y desventuras como mamá y seguro que podremos ayudarnos mutuamente en el proceso. Si tenéis alguna duda o queréis profundizar en algún tema en concreto acerca del embarazo durante el MIR hacédmelo saber y puedo desarrollarlo más en otro post o contestarlo en los comentarios en base a mis conocimientos.

¡Si os ha gustado este post no dudéis en suscribiros a nuestro blog y compartir el artículo en redes sociales! Al suscribirte, recibirás las novedades con nuestras nuevas entradas.

14 comentarios sobre “Embarazo durante el MIR: ventajas y desventajas de ser madre durante la residencia

  • el 14/03/2018 a las 10:15
    Permalink

    La decisión de ser madre es algo tan íntimo y personal que cada mujer debería poder decidir cuando es su momento para serlo.
    Enhorabuena por haberte escuchado a ti misma

    Respuesta
    • el 14/03/2018 a las 11:18
      Permalink

      Gracias, Marimar. Fue una decisión muy meditada y que me alegro de haber tomado. El trabajo y la conciliación con el mismo nos limita en gran medida a las mujeres en nuestra toma de decisión. Decidir cuándo queremos ser madres es un derecho por el que debemos luchar todas.

  • el 24/09/2018 a las 10:50
    Permalink

    Hola! Acabo de ser mamá en mi 5° año de residencia (medicima interna), mi bebé tiene tres meses, sabes a quién o donde piedo buscar información sobre todos los derechos, etc, que tenemos como madres la residentes? Me queda una sola rotación de 2 meses fuera, y tooodo lo demás en mi hospital, y me gustaría saber si hay alguna forma de no hacer esta rotación que me queda! No me veo separada de mi peque por más de 200k., I me planteo incluso dejar la residencia si me obligan a hacerla .😔
    Gracias

    Respuesta
    • el 25/09/2018 a las 19:19
      Permalink

      ¡Hola! yo me acabo de incorporar y ahora soy r4 y medio. Mi consejo es que ¡no se te ocurra dejar la residencia siendo r5 por un rotatorio de 2 meses! Te organizarás de un modo u otro.
      Yo hablé de los rotatorios con mi tutor y con el jefe de tutores de residentes del hospital. También tengo un rotatorio a 150 km de casa e intenté cambiarlo pero mi jefe no me dejó. Así que cuando me toque (el año que viene) Francis y yo nos mudaremos allí y alquilaremos un piso 2 meses y meteremos a Máximo en una guardería allí los dos meses, porque no pienso estar separada de él tanto tiempo. Si lo pides con tiempo puede que te dejen cambiarlo a un hospital más cercano, en tu ciudad o en alguna cercana, pudiendo ir y volver todos los días. En mi caso, ya lo tenía aceptado en el hospital al que iba y no les pareció bien cambiarlo. Si no consigues cambiarlo hablando con tu tutor, prueba con el sindicato médico, tal vez ellos puedan ayudarte. ¡Espero que tengas más suerte que yo! ¡Un abrazo!

  • el 10/10/2018 a las 14:05
    Permalink

    Hola soy R1 de aparato digestivo. La verdad que ha sido muy duro. Estoy de 25 semanas y aún hago guardias en urgencias. He solicitado la adaptación de mi puesto de trabajo, solo me.han dicho que me las quitan y ya! La verdad que me siento muy triste, la baja la Mutua me ha dicho que me las da a las 37 semanas. Yo no me siento bien para seguir haciendo guardias. Pero tampoco puedo dejar de hacerlas porque como.saben las guardias nos ayudan en el sueldo.
    He pedido la baja por el médico de cabecera y el me da por ciática y eso es peor que deje de hacer guardias. No sé qué hacer.
    Sigo a a pesar de todo. Espero que mi hijo no tenga que pagar las consecuencias.
    Que puedo hacer?

    Respuesta
    • el 15/10/2018 a las 18:51
      Permalink

      ¡Hola! siento haber tardado tanto en contestar. Depende de la especialidad te dan antes la baja en la mutua o después. A una compañera de Digestivo también la tienen hasta la semana 37.
      Es importante cuando vas a la cita con riesgos laborales contar todos los riesgos que hay en tu puesto de trabajo y decir que no te pueden adaptar. En tu caso, por ejemplo, decir que pasas mucho tiempo de pie en las endoscopios, que tienes rayos en las CPRE y que no puedes dormir en las guardias de urgencias. Al ser residente, no te pueden adaptar y poner todos los días en una consulta sentada. Si ya has pasado la inspección y te han dicho eso no se puede cambiar (tal vez para el próximo).
      A ver, yo no estaría haciendo guardias de urgencias hasta las 37 semanas ni loca. Me parece una barbaridad que te tengan trabajando hasta tan tarde. Si verdaderamente no puedes económicamente mantenerte quitándote todas las guardias quítate las que puedas. Tu salud y la de tu bebé es lo más importante. Sé que estamos acostumbradas a un sueldo determinado y fastidia mucho que se reduzca. Tendrás que valorar si tu cuerpo te permite trabajar hasta tan tarde. Intenta reducir tus guardias y ver si aguantas haciendo 1 a la semana. Ya me contarás cómo te va, ¡un besito!

  • el 11/11/2018 a las 19:14
    Permalink

    En mi primer lugar, quiero darte la enhorabuena por haber sido tan valiente. Es una decisión importante, sobretodo porque involucra casi todas las áreas de la vida de una mujer.
    Me duele mucho ver el desprecio que tienen algun@s residentes o incluso adjuntos hacia las que deciden tener un hijo durante la residencia. Si en teoría es un derecho que tenemos, por qué se tiene que sentir tan mal las embarazadas?
    Yo he empezado la residencia pensando en quedarme embarazada en un año y algo. Me preocupa, viendo ya los comentarios que se hacen en el servicio sobre las embarazadas, la actitud que se adoptará hacia mi.
    Es el mejor momento de una mujer, de los mejores años para tener un bebé en condiciones, y debemos reivindicar este derecho y a que se nos trate bien, sin perjuicios.

    Respuesta
    • el 11/11/2018 a las 19:47
      Permalink

      Gracias por lo de valiente. Por supuesto, es una decisión muy importante que hay que reflexionar antes de decidir. Yo, por mi parte, tenía claro que no iba a sacrificar mis deseos por lo que pudiesen opinar los demás.
      Además, si todas decidimos no quedarnos embarazadas porque puedan pensar mal de nosotras en el trabajo nunca avanzaremos en esta materia. Al revés, debemos reivindicar la maternidad y nuestro derecho a ser madres, así como apoyar a todas las mujeres que deciden serlo en cualquier circunstancia. ¡Yo te apoyo! ¡Un abrazo!

  • el 31/01/2019 a las 20:24
    Permalink

    Hola! Ante todo enhorabuena! Y muchas gracias por contarnos tus experiencias, nos ayudas mucho, yo quería preguntarte cuanto decrece el sueldo al estar de baja.
    Muchas gracias!!! Un abrazo

    Respuesta
    • el 01/02/2019 a las 12:44
      Permalink

      Gracias a vosotras por leer y por compartir vuestros comentarios.
      En cuanto a lo del sueldo, depende de cuándo dejas de trabajar. Hay dos opciones:
      1) Cogerte la baja por enfermedad cuando estás embarazada (lumbago, no te encuentras bien por lo que sea). En ese caso cobras el 100% de tu sueldo base. Los sindicatos están luchando por cobrar también las guardias pero de momento no lo han logrado.
      2) Dejar de trabajar cuando lo estipula riesgos laborales por riesgo de embarazo: en este caso (el mío, a la semana 26) la mutua me pidió las nóminas del último año (sueldo base y guardias) y me hizo una media de lo que cobraba al mes. Por lo que el sueldo no disminuyó nada.
      Una vez que das a luz el INSS (Instituto Nacional de Seguridad Social) te paga. En este caso tampoco disminuye tu sueldo.
      No sé si he respondido a tu duda 🙂
      Si algo no te ha quedado claro me dices 😉
      Un abrazo

  • el 16/02/2019 a las 20:20
    Permalink

    Hola! Yo soy residente de oftalmología y estoy embarazada de 11 semanas. Quería saber con quién tengo que ponerme en contacto en mi hospital para tratar el tema de las guardias, si te pueden liberar de hacerlas o hacerlas hasta las diez de la noche por ejemplo. Muchas gracias y enhorabuena!

    Respuesta
    • el 18/02/2019 a las 07:59
      Permalink

      Tienes que hablar con tu tutor, con quien te ponga las guardias (a menos que os las pongáis vosotros, entonces no) y con el encargado de la docencia de tu hospital. Ellos son los encargados de lodificar la situación de las guardias durante el embarazo. Puedes elegir hacer menos guardias, quitártelas o hacer hasta las 10 de la noche.
      Un besito, espero haberte ayudado 😘

  • el 05/04/2019 a las 07:59
    Permalink

    Hola!! Yo tenía una duda. Estoy en la residencia y embarazada.¿ Sabes si se puede acudir a congresos durante la baja maternal? y ¿ese permiso quien te lo concede, tu médico de atencion primaria?

    Muchas gracias!!

    Respuesta
    • el 05/04/2019 a las 08:29
      Permalink

      Buenos días!
      ¿Pero estás de baja por enfermedad durante el embarazo? ¿O de permiso por riesgo durante el embarazo? Independientemente los cursos y congresos son algo separado de la actividad del hospital y puedes ir sin problema, lo único es que con respecto a la financiación no sé si te pondrá algún problema el representante. Pienso que no tendría porqué ponértelo. No necesitas permiso de ningún médico. Un congreso es algo privado que cada uno se paga y puede ir quién quiera.
      ¡Un abrazo! Si te queda alguna duda pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *