Escapada romántica rural en Tarragona: Hotel Villa Retiro

Esta semana os voy a contar en nuestro blog nuestra última escapada romántica rural en Tarragona en un pueblo muy cerca de Tortosa: Xerta, donde hay un hotel súper romántico que varias personas me habían recomendado con anterioridad: Hotel Villa Retiro.

Ya sea para disfrutar de una escapada Gourmet, un finde rural para pasear y montar en bicicleta o simplemente una escapada romántica en un sitio precioso sin salir de la habitación, es tu destino.

El Hotel Villa Retiro se encuentra en una finca con una villa que data de 1892. Tiene una arquitectura de estilo modernista muy bonita. Las suites dentro del edificio principal son muy amplias y están decoradas con muebles de madera de estilo romántico y colonial, con camas con dosel, una pequeña zona de estar con sofá y televisión y baños con ducha y bañera.

Hay otras habitaciones en una zona cercana a la villa que cuentan con jardín privado y bañera de hidromasaje.

En los alrededores hay una pequeña gruta, junto con riachuelos, cascadas y un pequeño lago terminan de confirmar el carácter colonial que caracteriza el complejo. En verano se puede disfrutar de la piscina del hotel rodeada de césped y de gran variedad de árboles.

La finca se encuentra muy cerca de la vía verde, que recorre 100 km desde Alcañiz a Tortosa. Hay un punto donde se pueden alquilar bicicletas y hacer una ruta hacia la Tierra Alta (Benifallet, Horta de San Joan, etc.)

Escapada romántica rural en Tarragona: Hotel Villa Retiro

Después de casi dos años sin pasar una noche juntos sin niños teníamos ganas de organizar un plan romántico sólo para dos en algún sitio cercano.

En la página web del hotel tienen 3 escapadas para contratar: Gourmet, romántica y relax.

Nosotros elegimos la escapada Gourmet, porque además de descansar en la habitación del hotel nos apetecía comer o cenar en el restaurante del hotel, que tiene una estrella Michelín y ofrece un menú degustación que nos habían recomendado probar.

En esa escapada incluía noche de hotel con comida o cena, desayuno y entrada deluxe a la Catedral del Vi, en Pinell de Bray, un pueblo cercano donde puede hacerse una visita audio-guiada con una cata de vinos posterior.

Llegamos al hotel después de comer y e iniciamos la estancia en la habitación con un detalle de bienvenida con dos copas de cava y unos pastissets típicos de la zona.

Reservamos la cena con menú degustación a las nueve y media y la verdad es que nos encantó. Era la primera vez que comíamos en un restaurante con Estrella Michelín.

Tienen un menú variado donde la mayoría de los productos son de proximidad y se puede hacer una ruta gastronómica conociendo los alimentos típicos de la zona.

La carta de vinos es una auténtica pasada, con 191 páginas donde puedes elegir vinos de toda España y el resto del mundo. Nosotros probamos uno de la Terra Alta y nos gustó mucho. Yo me sentí un poco abrumada entre tantas opciones y no sabía cuál elegir, dejé escoger a Francis.

Suite Real

Nuestra habitación estaba en la primera planta del edificio y se llamaba Suite Real.

La habitación es amplia y confortable. Cuando entras hay una pequeña sala de estar con sofá, mesa de centro y una televisión.

A continuación se encuentra el dormitorio. Cuenta con una mesita con cafetera, televisión y una cama de dosel súper romántica. La cama es preciosa, grande y cómoda y el baño también. Tienen una bañera de las típicas inglesas con patas que enamoran. Puedes elegir que te traigan el desayuno a la habitación o desayunar en el mismo edificio, donde han habilitado la antigua zona de la bodega de la casa como restaurante. El desayuno es tipo Buffet.

En la planta baja de la Vila hay un par de habitaciones comunes, una con butacas decorada con un árbol de Navidad y otra zona de estar con un piano.

Visita a la Catedral del Vi, en Pinell de Brai

A la mañana siguiente, tras el desayuno, dejamos el hotel y fuimos a realizar la visita a La Bodega Cooperativa de El Pinell de Bray, conocida también con el nombre de La catedral del vino.

Es un molino de aceite y una bodega situada en las afueras de la localidad española de Pinell de Bray, en la comarca catalana de Tierra Alta. Puedes elegir hacer una visita guiada, sólo en catalán, pagando un suplemento de 2 euros por persona.

Si realizas la visita por libre tienes muchos códigos QR (13 audios) en cada zona del trayecto dentro de la bodega, donde te van explicando desde la arquitectura hasta el funcionamiento de la misma y el proceso de elaboración del vino y el aceite. Está muy bien explicado y puedes elegir entre diferentes idiomas.

Vídeo explicativo—> en este enlace hay un vídeo donde explica la historia de la construcción del edificio por el arquitecto César Martinell i Brunet entre 1918 y 1922.

La visita merece la pena y al acabar puedes disfrutar de una cata de 4 vinos por persona y un aperitivo con pan con aceite y embutidos. En la tienda puedes comprar tus favoritos y llevarte alguna botella de recuerdo a casa.

Si te ha gustado nuestro post: «Escapada romántica rural en Tarragona: Hotel Villa Retiro» tal vez te interese leer:

¡Si te gusta nuestro blog suscríbete y recibirás una newsletter semanal con nuestras últimas novedades! También puedes seguir nuestras aventuras en redes sociales: Facebook e Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *