Excedencia durante el MIR: cuándo y cómo podemos solicitarla

Esta semana voy a hablaros en el blog sobre la excedencia durante el MIR y cuándo y cómo podemos solicitarla.

Durante estas semanas tras el nacimiento de Claudia he estado reflexionando sobre las circunstancias actuales debido al confinamiento por coronavirus.

Tengo amigos médicos, enfermeros y policías que llevan semanas separados de sus hijos viviendo en segundas residencias, dejando a sus hijos con los abuelos e incluso durmiendo en sus garajes por miedo a contagiar a sus familiares de coronavirus.

Mientras dure la cuarentena a los sanitarios no nos dejan coger permisos ni vacaciones con los que se pueda prolongar el permiso de maternidad de 16 semanas, ya de por sí irrisorio. Lo que me hace plantearme: ¿voy a incorporarme al trabajo con el hospital lleno de infectados por coronavirus teniendo dos bebés en casa? Sólo de pensar en la posibilidad de que ellos o Francis se infectasen por mi culpa y les pasase algo me aterra.

Por ese motivo he decidido solicitar una excedencia por cuidado de hijos. 

No me hace ilusión prolongar la residencia, la verdad. De hecho estoy deseando acabarla. Pero es una situación excepcional que nunca hemos vivido en nuestra historia actual. Por lo tanto, hay que tomar medidas excepcionales. Y para mí, mi familia es lo primero.

 

A continuación os voy a explicar los motivos por los que se puede solicitar una excedencia durante el MIR y cómo tenéis que hacerlo. 

Cuándo podemos solicitar una excedencia durante el MIR

1. Excedencia por cuidado de hijos

Podemos pedir una excedencia por cuidado de hijos por cada hijo que tengamos. El período de la excedencia puede solicitarse desde su fecha de nacimiento hasta que cumpla los 3 años.

Sólo puede solicitarse una vez por cada hijo nacido y durante ese período sólo lo puede solicitar uno de los progenitores (debe haber una carta en la que el otro progenitor declara que no tiene una excedencia durante ese mismo período).

Es decir, si pides una excedencia de por ejemplo seis meses cuando tu hijo tiene 1 año y luego te incorporas a trabajar, no puedes volver a pedir una excedencia por cuidado de hijos por ese mismo hijo.

2. Excelencia por cuidado de un familiar

Si tenemos un familiar que necesite cuidados y no pueda valerse por sí mismo, podemos pedir una excedencia para su cuidado. Puede ser por enfermedad de ese familiar, accidente, edad, discapacidad, etc.

Se puede solicitar la excedencia hasta el segundo grado de consanguinidad.

3. Excedencia por designación o elección de un cargo público

Si somos elegidos para ejercer algún cargo público incompatible con el trabajo durante el MIR, se puede solicitar una excedencia mientras dure ese cargo público.

 4. Excedencia por funciones sindicales

Si estamos sindicados y trabajamos en un sindicato de ámbito provincial o superior y nuestro trabajo es incompatible con la residencia se puede solicitar una excedencia.

Cómo podemos solicitar una excedencia durante el MIR

Para solicitar una excedencia durante el MIR debemos escribir una carta con nuestros datos personales (nombre, DNI, email, trabajo desempeñado) en el que expliquemos qué tipo de excedencia queremos y la fecha de inicio y fin de la misma.

Debemos entregarla a nuestro tutor de residentes y al jefe de estudios del hospital, que nos pondrán en contacto con la persona a cargo en personal para entregar el resto de documentación.

En mi caso, para la excedencia por cuidado de hijos te piden una fotocopia del libro de familia y una carta jurada de su padre indicando que no va a pedir una excedencia por el mismo motivo durante la misma fecha.

 

Espero que os haya resultado útil el post. Si tenéis alguna duda o sugerencia dejadla en comentarios y os responderé lo antes posible.

¡Mucho ánimo a todos en estos tiempos difíciles! ¡Saldremos adelante!

Si te ha gustado este post de «Excedencia durante el MIR y cuándo y cómo podemos solicitarla» tal vez te interese leer:

-Embarazo durante el MIR: ventajas y desventajas de ser madre durante la residencia.

-Manual de supervivencia de una mamá MIR

¡Si os ha gustado este post no dudéis en suscribiros a nuestro blog y compartir el artículo en redes sociales! Al suscribirte, recibirás las novedades con nuestras nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *