Hernia umbilical en el bebé: definición y tratamiento

Esta semana vamos a hablar en nuestro blog sobre la hernia umbilical en el bebé: su definición y tratamiento. 

Algunos papis se dan cuenta a la semana o diez días después de que haya nacido su bebé de que éste tiene un bulto en el ombligo. Puede ser de un tamaño pequeño, como un garbanzo, o de un tamaño mayor.  Los padres suelen percatarse del mismo cuando se cae el cordón umbilical.

La hernia umbilical es una patología muy común en bebés. Generalmente no precisa tratamiento médico ni quirúrgico, por lo que hay que intentar tomárselo con calma si nuestro bebé tiene una al nacimiento.

Hernia umbilical: Definición y síntomas

La hernia umbilical es una protuberancia de las vísceras abdominales (generalmente de intestino delgado) a través de la zona del ombligo.

En el recién nacido tras el nacimiento, las arterias y la vena umbilical se trombosan y el conducto vitalino se oblitera. A continuación, el orificio umbilical se contrae y se cierra. A veces no se cierra completamente y por este motivo aparecen las hernias.

Se manifiesta por un bultito en el ombligo que se hace más visible con el llanto o cuando el bebé hace fuerza.

Es más frecuente en bebés prematuros y de bajo peso.

A lo bebés no les suele ocasionar dolor y es raro que se incarcere (1/1500 casos).

Tratamiento

Hay que tener en cuenta que un 80% de las hernias umbilicales cierran espontáneamente antes de los tres años y no necesitan tratamiento. Sólo hay que esperar.

El pediatra se encargará de revisarla y de derivar al cirujano pediátrico si fuese preciso.

¿Cuándo es necesario el tratamiento quirúrgico?

En defectos grandes o cuando hay episodios de dolor, incarceración o estrangulación se indicará intervención quirúrgica. También cuando la hernia persiste a los 3-4 años.

El tratamiento consiste en cerrar el defecto herniario tras reducir el saco herniario. Es necesario realizar la intervención con anestesia general para que el bebé esté completamente quieto.

Si te ha gustado este post tal vez te interese:

-Papis, ¡quiero un masaje! Cómo dar un masaje a tu bebé paso a paso

-¿Cuándo empiezo a lavar los dientes a mi bebé? Higiene bucodental en bebés y niños

Si te gusta nuestro blog suscríbete y recibirás una newsletter semanal con nuestro último post. También puedes seguir nuestras aventuras en redes sociales: Facebook e Instagram. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *